curso online gratis para aprender a coser a máquina

de un tiempo a esta parte me he ido habituando a ser una “señora multitarea”, y es que es casi una obligación con el reciente fichaje en casa. la nueva habilidad incluye, como ahora mismo, practicar la escritura a una mano mientras el otro brazo sirve de apoyo para el humano pequeñito.

el caso es que van pasando los días y todavía no he comentado que me he apuntado a un curso online para aprender a coser a máquina. es gratis y parte del nivel más básico posible. ya ha empezado pero todavía admite suscripciones, así que l@s interesados podéis anotaros en la web de chita lou. los vídeos del curso se alojan en su canal de youtube, aunque a través de la suscripción podréis recibir algunos enlaces a vídeos privados igualmente interesantes.

el agujero negro

hace cosa de mes y medio, un individuo sin cosas más interesantes que hacer (eso o un automatismo) decidió atacar este rincón para anunciar a bombo y platillo que el sahara era suyo. aham. bien, vale, gracias.

el caso es que una, que en ocasiones peca de exceso de prudencia y en otras de demasiada confianza, no tenía copias de seguridad más recientes que… de mayo de 2011. fantástico, hoyga.

… y aquí estamos, con un agujero negro negrísimo que se ha tragado lo (poco) que había escrito en estos casi dos años. como hay cosas que no quiero que caigan en el olvido, aprovecho para dejar una estela de recuerdo de lo que fue:

—> me toca dar de nuevo las gracias (muchas) a andrea (moonesia), xavi (fiber), xavier (xas), maría (lúa), javi (imladris), maría (shashka), laura (aluración), emilio (emi13) y julio (julio, tenemos que ponerte un mote) por los dados que dejaron caer en mis manos.

—> y qué de cosas pasaron. tardis ganó un concurso de belleza y ternura de royal canin (no, no sufrieron su carácter, sólo la vieron en foto, menos mal) cambié de estado civil (aunque aún no lo haya cambiado en el dni, ahora que lo pienso), acabé de pintar el equipo de ranas de emi, cambié de estado propio habiendo estado en estado y dejando de estarlo nueve meses y pico más tarde y acabé un máster del universo.

ahora, con menos tiempo que antes del “blackout” pero más que hace dos semanas (todavía daba coletazos el máster en aquel entonces) intentaré arreglar el alicatado de las paredes de ésta vuestra casa y hablaros de cuando en cuando de esas pequeñas cosas que, en ocasiones, suceden.

qué susto, madre, qué susto!

hace escasos minutos me dirigía a dar una vuelta rutinaria por mi casa a fin de comprobar que todo estaba en orden. la ventana que da al patio de luces estaba un pelín abierta y me dije… “por qué no?” tengo bastante experiencia en explorar desde las ventanas de un cuarto piso (para desgracia de los nervios de mi madre), así que pasé por esa pequeña rendija de la ventana corredera y pude ver los tendales de los vecinos, respirar ese aire lleno de calma y silencio y ver abajo de todo, el suelo del patio de luces. di unos pasos pegadita a la ventana utilizando su marco exterior para apoyarme y cuando decidí que ya había llegado de paseo… no había salida hacia delante! la única salida posible era marcha atrás! a ciegas! por esa rendija minúscula por la que me había colado! sin posibilidad física de dar la vuelta sin caer al vacío! un vacío-lleno además de coderles de ropa que podían destrozar mi columna vertebral! mierda!!

empecé entonces con la estrategia cobarde. lancé quejidos lastimeros durante varios minutos sin respuesta. desesperada estaba ya hasta que oí sonidos en la casa. maullé más. mi madre me llamó. seguí maullando. me llamaba recorriendo toda la casa pero no llegaba hasta mí. qué desesperación! de pronto sentí ruidos en la cocina. era ella que se acercaba! salió al bacón con la cara medio desencajada, como esperando encontrarme abajo, en el suelo, y agonizante… pero me vio! me habló muy bajito y abrió la ventana. el rescate hubiera sido perfecto si acto seguido no se hubiese puesto a achucharme una y otra vez y otra y otra. y a darme besos de esos que dan las señoras mayores, todos seguidos, que parece que nunca se acaban.

me voy a descansar, que tanta emoción no es sana.

asus eee 1005ha: cambio de pila de la bios

con algo más de año y medio, al encender el netbook me aparecía un mensajillo que me instaba a pulsar f1 para reconfigurar valores de la bios (fecha y hora) o f2 para continuar con los valores por defecto. la pila de la bios fallando con sólo año y pico? consulté algunos foros y le ocurría a bastante más gente. de hecho, a algunos les había fallado antes de cumplir el año. leí varias soluciones, apliqué alguna que no funcionó y finalmente me quedé con la de cambiarle la pila de la bios yo misma. lo bueno? problema solucionado. lo malo? al abrir el portátil pierdes la garantía. lo que más me animó a hacerlo fue que leí que algunas personas que acudieron al servicio técnico tuvieron problemas peores en los meses siguientes.

tras mis temores iniciales (abrir el portátil? desmontarlo? y si luego no me queda bien? y si el portátil, con la impresión, echa a correr y pierde piezas por el camino?) me reuní con l’hermano (y su cámara de fotos) y nos pusimos manos a la obra.

necesitas (además del bicho a reparar):

- destornillador de estrella pequeño

- dos cuchillos de filo fino

- por supuesto, la pila nueva (yo la compré en ebay)

 

antes de empezar retiramos la batería (es un detalle eliminar cualquier riesgo absurdo, no?).

con el portátil boca abajo empezamos a desatornillar. tenemos cuatro tornillos en las esquinas y uno que sostiene una tapa rectangular. fuera los cinco.

retiramos esa pequeña tapa rectangular y hay otro tornillo debajo. fuera el tornillo.

le damos la vuelta al ordenador y abrimos la pantalla (vamos, como cada vez que lo usamos). ahora nos toca retirar el teclado. para ello necesitaremos los dos cuchillos de filo fino. con uno de ellos haremos palanca (sin pasarnos, con delicadeza) desde la zona donde están las teclas esc y ªº (arriba a la izquierda) y con el otro iremos empujando cuatro pequeñas pestañas que sujetan el teclado para liberarlo. échales un ojo antes de hacerlo. la primera está el en borde superior de f1, la segunda en f6, la tercera en f10 y la última en insert num lk. con un pequeño click, liberamos el teclado de las cuatro pestañas.

a la hora de retirar el teclado hay que tener cuidado, puesto que está enganchado por un pequeño bus a la placa base. tendremos que abrir las pestañitas negras que lo sujetan aquí:

y vemos cinco tornillos que también hay que retirar. el sexto es el que está bajo una pegatina cantosa que viene a decir que si la rompes pierdes la garantía. medítalo durante cinco segundos y si sigues queriendo seguir adelante, la rompes y extraes también el tornillo que tiene debajo.

ahora levantamos la carcasa (hay otro pequeño bus uniéndola a la placa base. no hace falta retirarlo para cambiar la pila) y tenemos a la vista lo que necesitamos. retiramos la pila gastada y colocamos la nueva en su lugar.

sólo nos queda montar todo de nuevo y comprobar que funcione bien.